Entrantes

Albóndigas Para Bebés – Beneficios para la Salud, Recetas y Precauciones


La carne es una fuente increíble de nutrición para bebés y niños pequeños, ya que puede introducirse primero como semisólidos y luego como un gran comienzo con los sólidos. Las albóndigas son excelentes bocadillos para los niños pequeños a medida que comienzan el destete y se aventuran en diferentes tipos de alimentos. Las albóndigas se pueden adaptar para incluir una variedad de texturas y sabores que animen a su hijo a mostrar interés en comer con los dedos. Entonces, ¿cómo le presentas las albóndigas a tu hijo? ¿Cuál es el momento adecuado para introducir las albóndigas a tu hijo? ¿Cuáles son algunas de las buenas recetas de albóndigas? ¡Continúe leyendo para averiguar!

¿Las albóndigas son seguras para los bebés?

Las albóndigas con ingredientes simples generalmente son seguras para la mayoría de los bebés, a menos que sean alérgicos a los ingredientes. Al igual que la introducción de cualquier alimento nuevo, siempre es mejor probar cada ingrediente por separado antes de agregarlo a la receta. Lo mejor es consultar al pediatra de tu bebé antes de iniciarlo por primera vez.

El segundo punto de preocupación, además de las alergias, es que las albóndigas son un peligro de asfixia. Las albóndigas preparadas con ingredientes duros cortados en trozos grandes presentan un riesgo de asfixia y deben evitarse. Cualquier ración de albóndigas para bebés debe ser blanda y fácil de tragar.

¿Cuándo pueden los bebés empezar a comer albóndigas?

Los expertos creen que las albóndigas son un peligro de asfixia en los primeros meses, ya que los bebés no desarrollan habilidades avanzadas para masticar hasta los nueve meses. No obstante, si tu receta es más segura y aprobada por el pediatra, puedes introducir albóndigas con su primer puré y alimentos semisólidos. Si adopta el enfoque de destete dirigido por el bebé, también puede cortar las albóndigas en trozos pequeños y ofrecerlos como bocadillos antes de los nueve meses de edad. Es ideal utilizar carne fresca para hacer las albóndigas para el bebé ya que las carnes congeladas, procesadas o delicatessen suponen un riesgo.

Publicaciones relacionadas

Información nutricional sobre las albóndigas

Si estás preparando albóndigas de pollo para niños y niñas, aquí tienes la información nutricional aproximada para una ración de 28 gramos.

Nutritivo Monto
energía total 70 calorías
Energía de la grasa 38 calorías
Carbohidratos totales 2,2 g
Grasa total 4,3g
Sodio 125 mg
Potasio 147 mg
Fibra 0,2 g
Proteína 5,8g

Beneficios para la salud de las albóndigas para bebés

Estos son los beneficios de alimentar a su bebé con albóndigas:

1. Las albóndigas son una excelente fuente de proteínas

La carne es una buena fuente de proteínas de alta calidad que el cuerpo absorbe fácilmente. Los niños pequeños requieren alrededor de 11 a 13 gramos de proteína al día en su dieta, que las albóndigas pueden satisfacer fácilmente. Las proteínas son necesarias para el crecimiento y mantenimiento de las células del cuerpo. Las fuentes de proteína animal se absorben más fácilmente ya que son más biodisponibles, lo que las convierte en una buena fuente de proteína de alta calidad.

2. Una fuente de vitaminas B variadas

Las carnes son fuentes de varias vitaminas B, como la vitamina B1, B2, B3, B6 y B12. Estas vitaminas juegan un papel importante en varios procesos corporales relacionados con el crecimiento y el desarrollo.

3. Una fuente de nutrientes esenciales

Las carnes animales son una rica fuente de minerales esenciales como hierro, zinc, calcio, potasio, etc. El cuerpo absorbe más fácilmente el hierro hemo presente en las carnes que el hierro no hemo, lo que lo convierte en una fuente de minerales de alta calidad. El resto de los minerales son necesarios para mantener el crecimiento y desarrollo del cuerpo.

Las mejores maneras de cocinar albóndigas para bebés

Considere estos consejos antes de comenzar a preparar albóndigas para su bebé:

1. Usa Carnes Frescas y Bien Cocidas

Para la mejor nutrición, sabor y seguridad, es mejor ofrecerle carnes frescas a su bebé. Las albóndigas también deben cocinarse bien para garantizar que se puedan masticar y tragar fácilmente. La carne poco cocida es más difícil de tragar y presenta un riesgo de asfixia, además de ser un factor de riesgo de infecciones bacterianas. Use un termómetro para alimentos para verificar la temperatura de la carne y cumpla con los tiempos de cocción precisos para mantener la consistencia en caso de duda. Si encuentra alguna porción dura o poco cocida en la albóndiga, retírela antes de alimentar a su hijo.

2. Mezclar con hierbas y verduras para darle sabor

Mezclar carne con verduras con hierbas mejora el sabor y la calidad nutricional de las albóndigas. Para una mejor textura, también puedes incluir pan rallado o harina integral o de avena. Comience las recetas de albóndigas con hierbas simples para evitar sabores abrumadores y pruebe las alergias antes de hacer albóndigas con muchos ingredientes.

3. Alimentar en pequeñas porciones

El truco para que funcione es mantener las porciones pequeñas, para que su bebé pueda agarrar fácilmente las albóndigas y mordisquearlas. Las albóndigas también deben tener una consistencia blanda, que se deshaga sin esfuerzo cuando el niño las muerda. Lo mejor para los bebés menores de nueve meses es que la receta de las albóndigas sea sencilla y que todos los ingredientes estén finamente triturados. Para los niños pequeños de más de un año, se pueden agregar ingredientes más duros, como verduras hervidas y cortadas en cubitos; sin embargo, necesitan ser picados finamente.

Cosas a considerar al alimentar albóndigas a los bebés

Cosas a considerar al alimentar al bebé con albóndigas

Introducir albóndigas a su hijo es tan simple como introducir otros alimentos con algunas precauciones. Aquí hay algunas cosas que debe considerar antes de introducir las albóndigas en la dieta de su hijo:

1. Consultar al pediatra

Para mantenerse seguro, consulte a un pediatra, especialmente si tiene dudas sobre las habilidades de masticación y las alergias de su bebé. Las albóndigas se pueden introducir poco después de que su bebé pueda disfrutar de la carne picada o troceada como parte de su dieta habitual. Pídale al pediatra que verifique si hay alergias a alimentos específicos antes de continuar con la introducción de nuevos artículos.

2. Prepárate fresco en casa

Comienza con unas albóndigas blandas para bebés y niñas que se preparan recién hechas en casa. Mantenga bajos los niveles de sodio y conservantes comprando carne fresca en lugar de carnes congeladas o delicatessen. Las carnes recién preparadas le dan control total sobre la comida y son saludables.

3. Mantener la higiene

La contaminación microbiana es un riesgo importante cuando se trata de la manipulación y el almacenamiento de la carne. Nunca almacene carne cruda y cocida juntas en el refrigerador. Siempre lávese las manos después de manipular carne cruda. La misma regla se aplica a los utensilios utilizados para manipular carne cruda.

4. Mantenga los ingredientes simples

Comience a darle albóndigas que tengan ingredientes simples que sepa que son seguros para su bebé. Esta es una buena manera de probar nuevos ingredientes para las alergias. Tener demasiados ingredientes nuevos aumenta las posibilidades de alergias y hace que sea más difícil identificar el ingrediente en particular. Mantener los ingredientes simples también facilita que su bebé digiera la albóndiga.

5. Esté atento a los signos de alergias

Si tu bebé muestra síntomas como erupciones en la piel, hinchazón, molestias o diarrea, podría ser una señal de alergia. El riesgo de tal alergia es mayor cuando las albóndigas están cargadas con diferentes tipos de proteínas que vienen con queso y huevos. En tal caso, se pueden probar las albóndigas sin huevo para bebés para simplificar su sistema digestivo antes de volver a los ingredientes completos en una fecha posterior.

6. No deje a los bebés sin supervisión

Las albóndigas conllevan un riesgo ligeramente mayor de asfixia; por lo tanto, nunca deje a su bebé sin supervisión cuando coma albóndigas. Esto también se aplica a los bebés mayores, ya que la asfixia puede ocurrir de varias maneras diferentes y no solo a través de trozos más grandes de vegetales.

7. Siempre dé albóndigas frescas

Dado que la carne se echa a perder fácilmente, nunca refrigere las albóndigas a medio comer. Un lote de albóndigas refrigeradas poco después de su preparación sin contaminación es relativamente seguro.

Recetas de albóndigas para bebés y niños pequeños

Aquí se explica cómo hacer albóndigas para bebés y niños pequeños:

1. Albóndigas de queso

Estas deliciosas albóndigas son adecuadas para bebés de 6 meses en adelante.

Ingredientes

  • Avena baby fortificada (1/2 taza)
  • Fórmula/leche materna (1/2 taza)
  • Carne molida mediana (1¼ lb)
  • Queso cheddar finamente rallado (1 taza)
  • 1 huevo batido
  • orégano seco (1 cucharadita)
  • Tomillo seco (1 cucharadita)
  • Pimienta negra en polvo (1/2 cucharadita)

Cómo hacer

  • Engrase la bandeja para hornear y déjela a un lado; precaliente el horno a 400 F.
  • En un tazón grande, mezcle la avena con la leche y deje reposar la mezcla durante 10 minutos.
  • Luego, agregue el queso, el huevo batido, la carne molida y las especias y mezcle bien.
  • Saque una cucharada llena de la mezcla, forme pequeñas albóndigas y colóquelas en la bandeja para hornear.
  • Coloque la bandeja para hornear en el horno y hornee durante 15 minutos hasta que las albóndigas se vuelvan crujientes y doradas.
  • Retire la bandeja para hornear y colóquela sobre una rejilla para que se enfríe.
  • Sirve las albóndigas cortadas en trozos o machacadas como le gusta a tu bebé.

2. Albóndigas de Carne y Verduras

Esta receta es para niños pequeños de 9 meses o más que pueden masticar cómodamente.

Ingredientes

  • Carne picada de ternera (200g)
  • ½ cebolla roja finamente picada
  • ½ calabacín rallado grueso
  • ½ zanahoria pelada y rallada gruesa
  • Guisantes verdes hervidos y machacados (1/4 taza)
  • Queso mozzarella (1/4 taza)
  • Hierbas mixtas (1 cucharadita)
  • Aceite de canola

Cómo hacer

  • Combine todos los ingredientes en un tazón grande y mezcle bien con las manos.
  • Saca una cucharada de la mezcla y enróllala en pequeñas albóndigas.
  • Refrigere las albóndigas en un recipiente hermético durante unos 30 minutos hasta que se enfríen.
  • En una sartén grande, caliente dos cucharadas de aceite de canola a fuego medio-alto.
  • Coloque las albóndigas sobre la sartén y déjelas freír, y ocasionalmente voltéelas hasta que estén fritas uniformemente por todos lados durante unos 10 minutos.
  • Sirva las albóndigas enteras o córtelas en trozos pequeños.

3. Albóndigas de pavo

Las albóndigas de pavo para niños son sencillas y deliciosas. Es adecuado para niños mayores de 12 meses.

Ingredientes

  • Pavo picado (100g)
  • Tomates enlatados (300g)
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • Hierbas secas mixtas (1 cucharadita)
  • Aceite de oliva (1 cucharada)
  • 1 cebolla finamente picada

Cómo hacer

  • Agregue el pavo picado y mezcle con 1/4 de cebolla picada, tomates, ajo y hierbas en un tazón y mezcle uniformemente.
  • Saca una cucharada de la mezcla y haz bolitas con ambas manos.
  • Caliente el aceite de oliva en una sartén y coloque las albóndigas en la sartén.
  • Freír las albóndigas dándoles la vuelta de vez en cuando hasta que todas las superficies estén fritas y doradas.
  • Agregue el resto de las cebollas y los ingredientes restantes a la sartén junto con 200 ml de agua.
  • Deje que la mezcla hierva y espese a fuego lento durante 30 minutos. Coloque la sartén a un lado después de hervir y deje que se enfríe.
  • Sirva las albóndigas calientes con la salsa.

Las albóndigas están cargadas de proteínas, grasas y varias vitaminas y minerales esenciales. Después de ser aconsejado por su pediatra, se pueden ofrecer albóndigas blandas a los bebés menores de nueve meses de edad. Cuando se preparan con los ingredientes correctos, seguramente se convertirán en la comida favorita de su bebé.

Lea también:

Pescado para bebés
Atún para Bebés
Pollo para Infantes

Artículo Recomendado:  Bollos de cuscús de crema y pescado tailandés

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Esta wen utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad