Saltar al contenido

Fitonutrientes, beneficios, tipos y más

Con la evolución de los hábitos alimentarios y los cambios en las preferencias de los usuarios, la demanda de comestibles sanos y funcionales ha aumentado poco a poco más. En esta búsqueda de opciones mejores para la salud, es simple localizar ciertos términos no tan conocidos, entre ellos: los fitonutrientes.

¿Qué son los fitonutrientes?

Los fitonutrientes se definen como componentes de origen vegetal calificados por las propiedades fisiológicas atribuidas a los comestibles. Los fitonutrientes fueron descubiertos en mil novecientos noventa y nueve por el doctor James Joseph, científico del Centro de investigación sobre Alimentación Humana en envejecimiento de la Universidad Tufts, Massachusetts. Por medio de pruebas con arándanos, descubrieron que las propiedades presentes en la fruta asistían a progresar la capacidad motora y a revertir la pérdida de memoria reciente. Ciertos años después, probaron que esa fruta podía asistir a superar una predisposición genética a la enfermedad de Alzheimer. Todo esto es parte de un proceso que se está desarrollando hasta la data, que ha tolerado identificar más de cinco mil substancias químicas que resguardan a las plantas contra los ataques de insectos, animales y enfermedades, y examinar sus efectos sobre la salud humana. El día de hoy, los científicos atribuyen a los fitonutrientes la responsabilidad de muchos de las ventajas de las frutas, hortalizas y verduras.

¿Dónde están los fitonutrientes?

Divididos por colores predominantes, los fitonutrientes son agentes antioxidantes muy eficientes, substancias que dan estos pigmentos de color y aportan distintos beneficios al organismo, primordialmente a los sistemas de defensa del cuerpo. Como primordiales efectos en el organismo, podemos destacar la actividad antioxidante, la modulación de las enzimas de detoxificación, la minoración de la agregación plaquetaria, los cambios en el metabolismo lipídico, la modulación hormonal y la actividad antibacteriana y antiviral.

Conozca un tanto más sobre las clases de fitonutrientes:

Fenoles – aumentan la combustión de energía al regular las glándulas nefríticos y la tiroides. Encontrados en la cereza, albaricoque, kiwi, manzana, fresa, uva.

Lignanas-dismuyen el almacenaje de grasa en el vientre y la cadera; suavizan el TPM y los síntomas de la menopausia; dismuyen el peligro de cáncer de cuello, ovario y mama. Encontrados en la castaña de anacardo, aceites, girasol y linaza.

Limonoides-aumentan la producción de bilis (que disuelve la grasa); estimulan el flujo linfático para reducir la celulitis; aumentan la inmunidad y reducen el peligro de derrame cerebral. Encontrados en las frutas cítricas, como naranja, limón y cotilleo.

Sulforafane – ayuda al hígado a abrasar grasa; previene el envejecimiento temprano; aumenta la libido; reduce el peligro de diabetes, enfermedades del corazón y cáncer. Se hallaron en el brócoli y vegetales de color verde obscuro.

Las antocianinas aceleran el metabolismo y estimulan la quema de azúcar. Asimismo asisten a concentrar y robustecer la memoria. Encontrados en aguacate, berenjena, cereza, mango y uva.

Carotenoides- equilibran los niveles de azúcar en sangre; reducen y estimulan el empleo de la grasa guardada. Mejoran la visión; resguardan la piel del sol; aumentan la fecundidad. Encontrados en la calabaza, zanahoria, melón, sandía y tomate.

Resveratrol- reduce la grasa de la barriga y aumenta la sensación de saciedad. Reduce el colesterol; mejora la circulación; reduce el peligro de enfermedades cardíacas y de infarto cerebral. Encontrados en el cacahuete, uva roja y vino tinto.

Alicina-ayuda al hígado a abrasar grasa; reduce el colesterol malo; mejora la presión sanguínea. Encontrados en ajo, puerros, cebolla y cebollín.

Los fitonutrientes marchan mejor cuando se combinan entre sí, en vez de consumirse separadamente en forma de suplementos. Esta combinación es posible por medio de una nutrición compuesta por una pluralidad de comestibles vegetales diferentes.