Saltar al contenido

Las mejores frutas para incluir en tu dieta en verano

Los días de sol y mucho calor le solicitan al cuerpo no solo mucha hidratación, sino, asimismo, muchos nutrientes, y de ahí que hemos reunido en esta ocasión, algunas de las mejores frutas para el verano.

No es casualidad que no comas exactamente la misma fruta en todo el año. La estacionalidad desempeña un papel esencial y, aunque el tiempo de las estaciones influye en el desarrollo de las frutas y los vegetales, el consumo de comestibles a lo largo de su periodo de cultivo garantiza el máximo beneficio de estos comestibles.

Comer fruta de la temporada garantiza los mayores beneficios para y para su salud, puesto que estas frutas frescas preservan más vitaminas y minerales.

Pese a que los comestibles deben ser parte de cualquier dieta saludable y equilibrada, indudablemente es a lo largo de los meses de verano cuando se consume más fruta. Son comestibles frescos, ligeros y exquisitos. Muchas tienen alto contenido de agua, ayudando a sostener la hidratación.

Las mejores frutas de verano se hallan más o menos entre el veintiuno de junio y el veintiuno de septiembre. Aparte de las ventajas para la salud, como la oferta es grande, estas frutas acostumbran a estar a un costo reducido.

Estas frutas son ideales para llevar contigo a cualquier parte. Puedes hacer exquisitos batidos o bien llevártelos como un bocadillo para el almuerzo en la playa o bien un picnic, cortarlos para una ensalada de fruta fresca o bien agregarlos a ensaladas.

Algunos ejemplos de frutas ideales para verano son:

Manzana – contribuye a la disminución de los niveles de colesterol y glucosa en sangre, favoreciendo el buen funcionamiento de los intestinos.

Nectarina y melocotón – llenos de vitamina C y minerales, son excelentes para refrescar.

Higo- tiene propiedades antioxidantes y desintoxicantes y es una genial fuente de selenio y calcio.

Pera- muy nutritiva, contiene mucha agua y fibra, al tiempo que tiene pocas calorías.

Aguacate- considerado por muchos un superalimento, es muy nutricional, cuenta con un alto contenido en grasas sanas, fibra y múltiples nutrientes.

Melón y sandía – son frutas idóneas para dulcificar la boca al tiempo que hidratan por el hecho de que poseen un alto contenido de agua.

Mango- tiene vitaminas esenciales para el buen funcionamiento del metabolismo.

Arándanos y frambuesas – ricos en antioxidantes, vitaminas y flavonoides.

Ciruela, valoradísima en verano, es dulce, fresca y nutritiva;rica en betacarotenos, antioxidantes, fibra y vitaminas.

Fresa- con poco a poco más producciones en verano, es una fruta poco calorífica con vitaminas como el ácido fólico y múltiples nutrientes, y sus semillas estimulan el tránsito intestinal.

Cerezas- buenas fuentes de los antioxidantes flavonoides y polifenoles, asimismo tienen propiedades diuréticas.

Naranja- fresca y rica en vitamina C y antioxidantes, fortalece las defensas del organismo y combate el envejecimiento precoz de las células.

Uvas- ricas en taninos y polifenoles, potentes antioxidantes.

Piña – rica en vitamina liposoluble de tipo A y C tiene propiedades desintoxicantes y antiinflamatorias.