Saltar al contenido

¿Por qué elegir los jugos naturales?

Los jugos de caja SE VENDEN COMO soluciones saludables y prácticas, mas no se aconseja su consumo. Antes de salir a adquirir su jugo industrializado, lee las siguientes razones para escoger jugos naturales. Tras esto, seguro que lo vas a pensar un par de veces antes de tomar un jugo artificial.

1. Los jugos industrializados, en realidad, cuentan con poca fruta

Esos jugos, realmente, son néctares o bien jugos concentrados. Conforme la legislación de muchos países, deben tener entre un veinte por ciento y un treinta por ciento de fruta. No hace falta decir que son pobres en fibras y vitaminas. El bajo valor nutricional se debe al proceso de fabricación que extrae el orujo y la pulpa. Quien abusa de estas bebidas puede tener inconvenientes intestinales y faltas nutricionales.

2. Los jugos industrializados son ricos en azúcar y calorías

La formulación de esas bebidas contiene altas concentraciones de jarabe de maíz y fructosa para dulcificar la bebida, para tener una idea, doscientos ml de ellos tienen veinte gramos de azúcar, algo cerca de 2 cucharadas de sopa. El exceso de azúcar avejenta la piel, causa caries y favorece diabetes y otras enfermedades cardiovasculares.

3. Los desechos industriales poseen substancias dañinas

Otros inconvenientes son los aromatizantes, los conservantes y los colorantes. La tartrazina, por poner un ejemplo, el colorante amarillo puede provocar cefaleas, urticaria y agudizar los cuadros de asma. En cambio, el ácido ascórbico (vitamina C) es un villano por el hecho de que se usa en demasía para “compensar” la carencia de vitaminas. Quien abusa de los jugos artificiales puede tener diarrea, cefaleas y dolores abdominales e, inclusive, piedras en los riñones.

¿Y qué hacer cuando no puedas tomar jugos naturales?

Cuando no resulte posible, diluir el jugo artificial en agua y no tomar más de ciento cincuenta ml. O, incluso, preferir el agua natural.