Entrantes

Una receta de batido cremoso y sabroso que debe probar su hijo


Ultima actualización en

La gigantesca tarea de una madre es alimentar a su hijo con comidas nutritivas. Todas las mamás de niños pequeños estarán de acuerdo con esto, ¿no es así? Como mamá, siempre me aseguro de que mi pequeño obtenga todos los nutrientes esenciales que se requieren para su crecimiento y desarrollo en general. ¡Pero satisfacer sus papilas gustativas mientras se asegura la nutrición es una tarea desafiante! Por lo tanto, sigo probando recetas diferentes pero fáciles de hacer para que las comidas sean divertidas para mi hijo.

Este blog compartirá una receta simple, nutritiva y cremosa: un batido de fresa y arándano que debes probar. Las bayas están llenas de muchos beneficios para la salud y son igualmente amadas por los niños. Las fresas son ricas en vitamina C, antioxidantes y manganeso, y los arándanos son una fuente de fibra, vitamina C, vitamina K y manganeso. Agregar leche hará que esta receta sea más saludable a la vez que satisfactoria, refrescante, enérgica y deliciosa.

Aquí está la lista de elementos que necesitaría para la receta:

Ingredientes: 50 g de fresas, 25 g de arándanos, 15 almendras, 300 ml de leche entera o descremada, 150 g de helado de vainilla, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 2 cucharadas de miel, 2 galletas de leche o galletas María y 10 cucharaditas de azúcar

Así es como puede preparar esta bebida saludable pero sabrosa que le encantará a su hijo:

1. Remojar las almendras en agua tibia durante una hora y quitarles la piel.
2. Lave las bayas con agua limpia al menos 2-3 veces.
3. Cortar y separar la parte de hojas verdes de las bayas. Luego, corta las bayas en dados gruesos en trozos pequeños.
4. Congélelos durante 3-4 horas para que el batido sea más cremoso. Si no desea congelar, agregue 3-4 cubitos de hielo mientras licúa el batido.
5. Combine las fresas, los arándanos, las almendras, la leche, 50 g de helado de vainilla, la esencia de vainilla, la miel, el azúcar y las galletas en una licuadora grande y mezcle hasta que la mezcla se vuelva suave y fangosa. Agregue más leche si a su hijo le gusta un batido más aguado.
6. Vierta la bebida en vasos y cubra cada vaso con una bola de helado de vainilla y fresas cortadas en cubitos.

Una vez preparado, sirva de inmediato este batido sabroso, cremoso y saludable para el desayuno o como bebida por la noche.

Descargo de responsabilidad: Los puntos de vista, opiniones y posiciones (incluido el contenido en cualquier forma) expresados ​​en esta publicación son responsabilidad exclusiva del autor. No se garantiza la exactitud, integridad y validez de las declaraciones hechas en este artículo. No aceptamos ninguna responsabilidad por errores, omisiones o representaciones. La responsabilidad de los derechos de propiedad intelectual de este contenido recae en el autor y cualquier responsabilidad con respecto a la infracción de los derechos de propiedad intelectual permanece con él / ella.

Artículo Recomendado:  Ensalada De Pollo A La Barbacoa Con Aderezo Cremoso De Cilantro Y Lima

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Esta wen utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad